Orientación Pedagógica

¿Qué es el Departamento de Orientación Pedagógica?

 

Son equipos de profesionales educativos (psicólogos y pedagogos) a disposición de los centros escolares y de las familias para asesorar, evaluar y planificar actuaciones concretas en los alumnos que tienen dificultades.

 

Aunque la legislación española contempla diversas normas en función de las diferentes comunidades autónomas, en general la estructura y procedimientos es muy similar (aunque puedan existir diferencias).

 

¿Qué tipo de profesionales los componen y qué estructuras se crean?

 

El orientador es la figura principal, con titulación en psicología, pedagogía o psicopedagogía. En los centros de enseñanza infantil y primaria, el orientador acude al centro escolar con una periodicidad de una, dos o tres veces por semana, en función de las necesidades de los colegios, y comparte su atención con otros centros escolares.

 

Los diferentes orientadores que atienden una zona o sector conforman el Equipo de Orientación Educativa y Psicopedagógica. En los institutos, el orientador forma parte del Departamento de Orientación y permanece en el centro toda la semana al igual que cualquier profesor de secundaria.

 

¿Cuáles son las funciones del orientador y de los equipos de orientación?

 

Fundamentalmente asesorar al profesorado y a las familias ante un alumno con dificultades de aprendizaje, alguna discapacidad, problemas de conducta o cuando el alumno está por encima de la media y necesita un currículum diferente.

 

Otra de las funciones consiste en coordinar las instituciones o los organismos implicados en el desarrollo del niño. Esta coordinación incluye a los servicios santiarios y especialmente a los pediatras.

 

¿Cómo funcionan y cuál es el procedimiento habitual?

 

Cuando algún alumno tiene dificultades en el aprendizaje, los profesores se lo comunican al orientador. El orientador  mediante  diferentes pruebas psicotécnicas, de la observación en el colegio y de la entrevista con la familia elabora un informe psicopedagógico donde analiza el problema y determina la necesidad de recursos específicos (profesorado de apoyo, logopeda, refuerzos…). Dicho informe contiene orientaciones para el profesorado y para la familia.

 

Cuando un alumno tiene algún tipo de discapacidad (cognitiva, sensorial o trastorno de conducta) los orientadores realizan un informe psicopedagógico y un dictamen de escolarización, que a su vez debe ser aprobado, mediante una resolución, por una comisión de escolarización (inspección educativa y asesores). En dicho dictamen se aportan los recursos materiales o humanos y las adaptaciones curriculares que precise el alumno a lo largo de su escolaridad.

 

Cuando un alumno tiene altas capacidades y los profesores manifiestan cierta dificultad para manejarlos o para abordar los contenidos en el aula, la figura del orientador educativo resulta fundamental, cara a asesorar en la posible metodología a utilizar con estos niños o para pautar los materiales educativos adaptados a su alta capacidad con los que trabajar en el aula.

 

Ante las dificultades con las que se encuentran las familias en la educación de los hijos (rabietas infantiles, épocas de rebeldía, control de los deberes, celos de los hermanos, desmotivación escolar…) el orientador educativo puede dinamizar encuentros o escuelas de padres donde abordar dicha problemática. 

 

Recomendaciones para los padres

 

Las familias deben conocer la figura del orientador educativo. Su trabajo se realiza determinando las necesidades educativas de los alumnos, las necesidades de los profesores y las dificultades de las familias ante el gran reto de la educación de los niños. El inicio del curso escolar puede ser un momento adecuado para contactar con estos servicios.

Los padres representan la fuente de seguridad para sus hijos, el modelo a seguir, la base sobre la que ellos construyen su identidad en función de cómo se sienten mirados, tratados y valorados.

 

El ambiente familiar ejerce una influencia determinante en el niño. Como padres podemos contribuir a mejorar su evolución adoptando actitudes positivas hacia los hijos y poniendo en práctica actuaciones que faciliten la convivencia familiar.  Hay que tener en cuenta que para su bienestar los niños  requieren las dosis adecuadas de cariño, cuidado y disciplina.

Otro profesorado especialista

D. Antonio Barrientos Vida
Director Titular
Licenciado en Psicología

antonio barrientos.JPG

Dña. María Tapia Tapia
Encargada del Departamento de Orientación 
Licenciada en Psicopedagogía

maria tapia.JPG

Dña. Inmaculada Martín Sánchez
Licenciada en Psicopedagogía

inma martin.jpg

Dña. Mª Paz Arango Caramelo
Especialista en Pedagogía Terapéutica

mari paz.jpg

Dña. Antonia Caballero Roncero

Especialista en Fonoaudiología y Logopedia

Toñi_caballero.JPG

Dña. Mª Ángeles Muñoz Muñoz
Especialista en Audición y Lenguaje

mª angeles muñoz.JPG

D. Elena Calatrava
Diplomada en Magisterio - Especialidad Audición y Lenguaje

elena calatrava.JPG

D. Óscar Fernández Carrión

Grado en Ed. Primaria con Esp. Inglés y Ed. Especial

Oscar Fernández.jpg